Todo empezó cuando nuestro tatarabuelo Vicente Martí abrió su taller de relojería en la Calle Trinidad de Castellón de la Plana. Hoy, 120 años después, estamos orgullosos de tener una de las joyerías más vanguardistas de nuestro país, de poder ofrecer a nuestros clientes joyas y relojes únicos de grandes diseñadores y diseñadoras reconocidas a nivel mundial, y sobretodo estamos orgullosos de estar enamorados de nuestro trabajo y esforzarnos continuamente para que la experiencia de nuestros clientes sea muy muy especial.

Esperamos que disfrutes navegando por nuestra página, que no dudes en consultarnos cualquier duda que te surja, y si tienes la oportunidad te invitamos a que vengas a vernos a nuestra-vuestra casa, trataremos de hacer de tu visita una experiencia lo más bonita posible.